Tratamiento de la alopecia androgénica masculina

Quisiera en primer lugar agradecer muy sinceramente vuestras felicitaciones y el seguimiento que haceis del blog. Tengo que pediros disculpas por no haber actualizado en tanto tiempo. Ahora sí vuelvo a retomar el contacto con todos mis lectores, cuyas aportaciones agradezco y he contestado con entusiasmo, ofreciéndoles nuevos temas.

Después de analizar las características de esta enfermedad, ahora nos toca abordar el tratamiento de la alopecia androgénica masculina, conocida comúnmente como calvicie común.

El pasado mes de julio tuve el honor de dirigir un Curso de Verano de la Universidad Complutense en El Escorial que, bajo el título de “La respuesta de los profesionales a  las nuevas demandas estéticas de la sociedad actual”, incluía una mesa redonda sobre “La estética del pelo” en la que cualificados especialistas abordaron los tratamientos médico-quirúrgicos más avanzados para el tratamiento de la alopecia androgénica masculina.

Tal como quedó expuesto entonces, existen en la actualidad dos fármacos que han demostrado en ensayos clímicos multicéntricos internacionales su eficacia y tolerancia, lo que les ha valido la aprobación de la FDA (Food and Drug Administration) estadounidense.

Seguir leyendo “Tratamiento de la alopecia androgénica masculina”

La alopecia androgénica o calvicie común

La alopecia androgénica, también denominada calvicie común, constituye sin duda el tipo más frecuente de pérdida de pelo en el ser humano. Aunque es mucho más frecuente en el varón no es exclusiva del sexo masculino, ya que también afecta a las mujeres.

Comenzaremos analizando lo que sucede en la mayoría masculina: en la población caucásica se manifiesta en un 20 por ciento de los hombres de 20 años, pero aumenta exponencialmente con la edad, de forma tal que a los 80 años el 90 por ciento de los varones presenta este tipo de alopecia.

Esta pérdida de pelo es muy fácil de identificar, ya que afecta de forma característica a la región frontoparietal (las clásicas “entradas”) y a la región del vértex del cuero cabelludo (la coronilla) del varón.
Su edad de comienzo se sitúa alrededor de los 18 años, pero puede presentarse más precozmente (esta semana justamente he atendido a un muchacho de 13 años con una pérdida de pelo de estas características). Cuanto antes comience a manifestarse, lamentablemente se ha comprobado que peor pronóstico tiene.

Seguir leyendo “La alopecia androgénica o calvicie común”

La alopecia areata

.

Siguiendo con el análisis de los diferentes tipos de alopecia, hoy abordaremos las causas de la alopecia areata. Esta clase de alopecia se produce atendiendo a dos factores principales: una predisposición genética a sufrirla y un trastorno de tipo inmunológico.

Las personas que tienen una predisposición a padecer alopecia areata desarrollan una alteración de su sistema inmune por la cual su organismo no reconoce como propios a sus folículos pilosos y por tanto crea defensas (anticuerpos) contra ellos intentando eliminarlos.

Esta alteración del sistema inmune se activa en las personas predispuestas por factores de tipo emocional o psicológico que actúan como desencadenantes del proceso o agravantes cuando la enfermedad ya está en marcha.

Seguir leyendo “La alopecia areata”

Noticias sobre la clonación de cabello

.

Hace unos días el diario británico The Times publicó los primeros avances de una investigación sobre clonación de cabellos que está llevando a cabo la empresa Intercytex, con sede en Manchester. Desde entonces, los medios especializados no hablan de otra cosa, pues de confirmarse las buenas perspectivas que plantean los primeros resultados del estudio estaríamos ante el nacimiento de una revolucionaria técnica que supondría un avance muy importante.

Aunque esta semana tenía previsto continuar con el desarrollo de los diferentes tipos de alopecia y analizar más detenidamente la alopecia areata, es tal el impacto que han causado las declaraciones de los responsables de Intercytex y tantos los medios españoles que me están consultando sobre este tema que no quiero dejar de hablar aquí sobre este asunto.

El artículo de The Times dice, resumidamente, que los directivos de la firma aseguran que la investigación sobre clonación capilar que están desarrollando está dando muy buenos resultados y podría estar disponible para el público en unos cinco años.

Los resultados de la fase dos de la investigación fueron presentados en un congreso en Roma, donde los británicos afirmaron que este procedimiento puede incrementar el pelo en al menos dos tercios de los pacientes al cabo de seis meses y en cuatro de cada cinco si el cuero cabelludo es estimulado previamente por medio de otras técnicas.

Seguir leyendo “Noticias sobre la clonación de cabello”

Los grandes tipos de alopecia

.
Por alopecia se entiende la pérdida de pelo en cualquier lugar del cuerpo en el que lo haya previamente. Conviene recordar que los seres humanos tenemos pelo en todo el organismo excepto en las palmas de las manos y en las plantas de los pies, aunque en algunas zonas el vello no se pueda apreciar a simple vista.

Existen varias clasificaciones para la alopecia. Una de ellas, que resulta muy fácil de comprender, es la que divide la pérdida de pelo en dos grandes grupos en función de las posibilidades de recuperación, de manera tal que por un lado están las alopecias cicatriciales y por otro las alopecias no cicatriciales.

En el primer grupo no existe ninguna posibilidad de recuperar el pelo con tratamiento médico (sí podrían ser susceptibles de tratamiento quirúrgico), ya que hay una destrucción irreversible del folículo piloso. Esta clase de alopecias se producen principalmente por traumatismos físicos, térmicos o químicos (accidentes, quemaduras); infecciones que afectan a la zona donde se localiza el folículo y enfermedades diversas.

El segundo grupo obedece a un gran número de causas. En todas ellas la afectación del folículo piloso es temporal y consecuentemente existen posibilidades teóricas de recuperar el pelo, ya sea de manera espontánea o mediante un adecuado tratamiento médico.

Seguir leyendo “Los grandes tipos de alopecia”

Masajes capilares, afeitado y vello corporal

.
Efectivamente, tal como apunta la lectora Silvia en su comentario a la entrada anterior, hay muchas causas que provocan la pérdida del pelo. En sucesivos posts iremos abordando cada una de ellas y sus posibles soluciones. Mi intención es, antes de entrar en el análisis de las enfermedades capilares más comunes, finalizar el relato de las cuestiones más relevantes referentes a la fisiología del pelo normal, lo que sin duda facilitará luego la comprensión de sus patologías.

Antes de continuar con ello quisiera, no obstante, contestar a la pregunta de Silvia sobre los masajes capilares, ya que este es otro de los temas que con frecuencia me consultan mis pacientes. Pues bien, debo decir que no hay ninguna evidencia científica de que el masaje de la zona en la que se pierde el cabello provoque por sí sólo un crecimiento o fortalecimiento del mismo. Una cuestión diferente es que, al aplicar un tratamiento local de probada eficacia, sí podamos incrementar su absorción a través de la piel del cuero cabelludo mediante un masaje o fricción suave durante unos minutos en la zona de aplicación.

Aprovecho la ocasión para desmitificar también la idea de que el afeitado de la zona donde se constata pérdida del cabello hace que éste salga luego con más fuerza. Es cierto que cuando aparezca nuevamente el pelo en la zona rasurada se notará más fuerte (“pincha” al tacto), pero eso sólo se debe a su corta longitud: en cuanto vaya creciendo volverá a tener la misma consistencia que el cabello anterior y probablemente padecerá los mismos problemas. Por tanto el rasurado de la zona no conlleva el fortalecimiento del pelo.

Para finalizar entonces con el capítulo referido a la fisiología del pelo quiero comentar algunos datos curiosos sobre el vello corporal:

Seguir leyendo “Masajes capilares, afeitado y vello corporal”

¿Debo cortarme el pelo para detener o evitar su caída?

.
Otra de las consultas que suelen hacerme mis pacientes es si la longitud del cabello influye en su caída.

En la mayoría de los casos quienes me hacen esta pregunta suelen ser jóvenes que vienen a verme acompañados por sus madres o padres, que intentan encontrar en mí un apoyo científico a su deseo de que sus hijos se corten el pelo. Los propios jóvenes estarían dispuestos a renunciar a sus preferencias estéticas si ello conllevase la detención de la pérdida de pelo.

Debo decir que la mayor parte de las veces mi consejo decepciona a los padres y a las madres, pues les explico que la longitud del pelo no afecta generalmente a su caída.

Seguir leyendo “¿Debo cortarme el pelo para detener o evitar su caída?”

“No me corto el pelo y sin embargo no me crece más”

.
Con mucha frecuencia mis pacientes me preguntan por qué a pesar de no cortarse el cabello éste no alcanza una longitud mayor como esperaban o cómo le sucede a otras personas. El tema es realmente muy simple y hay poco que podamos hacer al respecto.

Como ya expliqué en un post anterior, el pelo atraviesa distintas fases (crecimiento, reposo y caída) que, en total, duran entre dos y seis años dependiendo de cada persona. También comenté que el crecimiento normal de un cabello podía situarse en los 0,40 milímetros promedio por día (aproximadamente 0,44 mm para los pelos situados en el vértex o coronilla y 0,39 mm para los que están ubicados en la región temporal). Pues bien, del cálculo entre ambos factores (crecimiento diario x duración en días de la fase de crecimiento) saldrá la longitud que alcanzará como máximo el cabello de cada persona.

Seguir leyendo ““No me corto el pelo y sin embargo no me crece más””

¿Cada cuánto hay que lavarse el pelo?

.

“¿Con qué frecuencia debo lavarme el pelo?” Esta es una de las preguntas que más asiduamente me realizan los pacientes en la consulta. Hasta no hace muchos años existía la creencia de que el lavado frecuente del cabello no era conveniente. La gente argüía: “Se pudre”, “Pierde fuerza”, “Se cae más”, “Aumenta la grasitud”, “Sale más caspa”, etcétera. Por mi parte cada vez que tengo la oportunidad intento contribuir a desterrar esta falsa creencia: el pelo y el cuero cabelludo deben lavarse con frecuencia, diariamente incluso, como parte del ritual habitual de higiene personal.

Existen dos razones fundamentales para esta práctica.

  • La primera es, como ya he señalado, una cuestión meramente higiénica, ya que el lavado elimina la suciedad del ambiente y los restos de descamaciones y secreciones que se depositan sobre el pelo y en el cuero cabelludo.
  • La segunda es que en aquellos casos -que según mi experiencia no son pocos- en que se aplica algún producto sobre el cabello o el cuero cabelludo siempre quedan restos no absorbidos que, si no se eliminan con el lavado, se convierten en una dificultad añadida para la absorción cuando realicemos la siguiente aplicación del compuesto.

Todavía existe un buen número de personas que manifiestan rechazo ante la idea de lavarse el pelo todos los días como recomendamos cada vez más profesionales. Esto se debe fundamentalmente a que esas personas observan que con el lavado y el aclarado se les desprende una gran cantidad de cabello (más aún si padecen algún tipo de alopecia) y, en una reflexión equivocada pero todavía muy difundida, piensan que si retrasan el lavado se les caerá menos el pelo.

Desgraciadamente esta conclusión es absolutamente errónea. El pelo que se desprende con el lavado y el aclarado es un pelo “muerto” que cae en ese momento en concreto debido a la manipulación. Por explicarlo de manera simple: si alguien pierde 700 cabellos en el lavado semanal, si pasa a lavarse el pelo todos los días perderá 100 cada vez.  Por otra parte, es muy importante recalcar que el lavado constituye el primer paso en la estrategia de tratamiento de cualquier tipo de alopecia.

¿Qué champú debo utilizar?

El lavado frecuente del pelo debe ir acompañado de una correcta elección del champú a utilizar. Si el cuero cabelludo no presenta ninguna alteración se escogerá un champú suave de uso frecuente. Hay numerosas marcas comerciales que ofrecen este tipo de producto en el mercado.

Si, en cambio, existe una descamación o una seborrea excesivas se alternará entre ese champú suave y un champú anticaspa o seborregulador según sea el caso. Existen también champús que combaten ambos estados para cuadros mixtos. Es muy importante señalar que en la actualidad los champús seborreguladores no tienen fenómeno rebote (es decir, su uso no aumenta la secreción sebácea) y con el lavado frecuente permiten conseguir un cabello sano y lustroso.

Por último, si su pelo es áspero, seco y quebradizo deberá utilizar junto con el champú suave una mascarilla que le devuelva la hidratación y la suavidad perdidas.

Cuánto pelo perdemos por día

Aunque el pelo no tiene ninguna función vital para el ser humano, y por tanto se puede estar perfectamente sin él, es muy importante a nivel psicológico. Mientras que algunas personas le dan poca o ninguna relevancia al hecho de perder pelo, otras viven obsesionadas por este problema, hasta tal punto que llega a afectar su comportamiento social y su autoestima. Es fundamental, entonces, conocer cuándo la pérdida del cabello es normal y en qué casos debe comenzar a preocuparnos y llevarnos a tomar medidas.

Con mucha frecuencia me preguntan sobre la cantidad de pelo que debe tener una persona adulta: cien mil pelos podría ser una cifra orientativa, aunque entra dentro de lo normal tener entre ochenta mil y ciento cincuenta mil.

Otra pregunta muy frecuente es cuántos pelos se pierden por término medio al día. Pues bien, entre ochenta y cien pelos se caen al día y son renovados en condiciones normales por pelo de idénticas características al que perdemos.

Seguir leyendo “Cuánto pelo perdemos por día”