Masajes capilares, afeitado y vello corporal

.
Efectivamente, tal como apunta la lectora Silvia en su comentario a la entrada anterior, hay muchas causas que provocan la pérdida del pelo. En sucesivos posts iremos abordando cada una de ellas y sus posibles soluciones. Mi intención es, antes de entrar en el análisis de las enfermedades capilares más comunes, finalizar el relato de las cuestiones más relevantes referentes a la fisiología del pelo normal, lo que sin duda facilitará luego la comprensión de sus patologías.

Antes de continuar con ello quisiera, no obstante, contestar a la pregunta de Silvia sobre los masajes capilares, ya que este es otro de los temas que con frecuencia me consultan mis pacientes. Pues bien, debo decir que no hay ninguna evidencia científica de que el masaje de la zona en la que se pierde el cabello provoque por sí sólo un crecimiento o fortalecimiento del mismo. Una cuestión diferente es que, al aplicar un tratamiento local de probada eficacia, sí podamos incrementar su absorción a través de la piel del cuero cabelludo mediante un masaje o fricción suave durante unos minutos en la zona de aplicación.

Aprovecho la ocasión para desmitificar también la idea de que el afeitado de la zona donde se constata pérdida del cabello hace que éste salga luego con más fuerza. Es cierto que cuando aparezca nuevamente el pelo en la zona rasurada se notará más fuerte (“pincha” al tacto), pero eso sólo se debe a su corta longitud: en cuanto vaya creciendo volverá a tener la misma consistencia que el cabello anterior y probablemente padecerá los mismos problemas. Por tanto el rasurado de la zona no conlleva el fortalecimiento del pelo.

Para finalizar entonces con el capítulo referido a la fisiología del pelo quiero comentar algunos datos curiosos sobre el vello corporal:

Seguir leyendo “Masajes capilares, afeitado y vello corporal”